¡Tips para ahorrar energía durante el invierno!

12.03.2017 02:31
Resultado de imagen para ahorro de gas
En esta época del año nuestro consumo de gas aumenta considerablemente, por lo que no está de más revisar algunos consejos para usar eficientemente esta energía
 
El gas siempre está presente en nuestro hogar a través de esa estufa que nos ayuda a que la casa esté calentita, ese rico queque recién horneado o esa reponedora ducha. 
 
Pero así como lo tenemos tan presente, y lo necesitamos para nuestra vida diaria, debemos aprender a usarlo de la forma más consciente posible, no sólo por nuestra economía, sino para ser responsables con nuestro planeta.
 
-¿Sabías que estás consumiendo gas por el simple hecho de mantener el calefont prendido cuando no lo estás usando? Si no lo sabías, te recomendamos que apagues el piloto cada vez que no esté en uso, y tu consumo disminuirá considerablemente. 
 
-¡Prefiere las duchas antes que los baños de tina! Con esta simple acción, puedes reducir el consumo de gas en un cuarto. 
 
-Lo principal para que nuestra casa esté calefaccionada es mantener las puertas y ventanas cerradas para conservar el calor. Aunque siempre ten la precaución de mantener los ambientes ventilados.

- Si usas el horno, no lo abras a cada rato mientras estés cocinando, ya que cada vez que lo haces pierdes hasta un 20% de calor.
 
-Para cocinar, opta por las ollas a presión, que como característica general gastan mucho menos gas que una olla tradicional. En caso de que no cuentes con ollas de este tipo, o que sigas prefiriendo las tradicionales, tápala. Esto apurará la cocción de tus alimentos, y hará que tu uso de gas sea mucho más eficiente.
 
-Revisa siempre los quemadores de la cocina. Si estos se encuentran sucios es probable que se tapen, lo que impide que el gas fluya normalmente.
 
-Usa el horno sólo cuando tengas que preparar o calentar mucha comida. O bien, si tienes que usarlo, puedes hacer más de una preparación, aprovechando el calor del horno.
 
 Y un consejo para tu seguridad y la de tu familia: es importante que el sistema de calefacción que utilices funcione perfectamente. Esto incluye calderas, radiadores, estufas o los mismos cilindros de gas en el caso de tener artefactos que los utilicen. Todos ellos deben ser revisados regularmente, según las indicaciones del fabricante.