Cicatrices de acné: la huella de la adolescencia

12.03.2017 02:24

Durante la adolescencia, el acné es un compañero recurrente. Si bien es algo que se puede tratar, en algunos casos, el acné deja cicatrices que nos recuerdan su paso por la piel. ¿Qué son las cicatrices del acné, cómo pueden prevenirse y cómo pueden tratarse? Aquí te contamos.

La adolescencia deja marcas en la vida de todos los seres humanos. El primer amor, los amigos del alma, el paso de la niñez a la adultez, los deseos de independencia. Es una época intensa que también en muchos casos va acompañada del molesto acné. Y aunque quisiéramos que cuando terminara la adolescencia, el acné también desapareciera para siempre, muchas veces sigue presente en forma de cicatrices. Estas marcas que aparecen en la piel son un desagradable recordatorio de las huellas que dejaron en la piel los granos y las espinillas.

¿Cuál es la causa de las cicatrices causadas por acné?
Sencillamente una cicatriz es la respuesta de la piel a una herida en sus tejidos. Es la muestra visible de que luego de una lesión, la piel misma intentó repararla. En el caso particular del acné, la herida es causada por la inflamación que sufre la piel como respuesta al sebo (grasa), las células muertas en la piel y los gérmenes que obstruyen los poros.

El acné causa dos tipos de cicatrices: las que son como un hoyo o cráter o las que son abultadas o queloides. En algunas personas, las cicatrices del acné pueden durar toda la vida, mientras que en otras, pueden ir cambiando hasta desvanecerse un poco o disminuir su tamaño.

Las cicatrices causadas por el acné pueden tener un gran impacto psicológico en quienes las padecen. Puede ser que afecten su imagen y autoestima, al punto de volverse un gran problema en su vida. Por otro lado, en otros casos, quienes padecen de cicatrices pueden llegarlas a tolerar y hasta a aceptarlas, porque “no son tan graves”. Si tú o tu hijo(a) adolescente pertenecen al primer grupo, es probable que te interese conocer si hay alguna forma de eliminar o disimular las cicatrices.

La buena noticia es que sí existen formas de eliminar las marcas del acné. La no tan buena, es que no hay un tratamiento infalible que sea igualmente efectivo para cada persona. De acuerdo a tu caso, el dermatólogo te hablará de estas opciones:

Inyecciones de colágeno: inyectar colágeno o grasa debajo de la piel en donde están ubicadas las cicatrices, puede rellenarlas o estirar la piel, haciendo que las cicatrices sean menos notorias. Sin embargo, los resultados son temporales, por lo que necesitarás repetir las inyecciones periódicamente.
Micro-dermabrasión: mediante este método se eliminan las células de la superficie de la piel.
Dermabrasión: elimina completamente la capa superficial de la piel.
Otros procedimientos con láser o luz pulsada intensa, o incluso cirugía pueden ser la solución. Recuerda que lo más importante es que consultes con tu dermatólogo acerca de cuál es la mejor forma de eliminar las cicatrices en tu caso particular. Así, sólo te quedarán buenos recuerdos de tu adolescencia.