Para realizar las actividades escolares con máxima eficacia y mínimo esfuerzo, el niño necesita mucho más que ver nítido. Es necesario que se hayan desarrollado bien las siguientes habilidades visuales:    Acomodación en visión cercana.  Agudeza visual (Nitidez).  Cierre visual para leer fluidamente y comprender mejor lo leído.  Consciencia periférica, para ver obstáculos.  Constancia de forma, reconocer mayúsculas a minúsculas.  Convergencia: ambos ojos trabajen en tareas cercanas sin esfuerzo.

                                                                                                     

Misión de nuestra Institución educativa 2018.pdf (221835)